videncia-oferta-por-visa
vidente-natural-de-nacimiento
tarot , videncia
 
tarot
feng shui
el chi
simbologia china
los cinco elementos
las piedras y los cristales
los chackras
animales celestiales
el bagua
colores feng shui
limpiezas y purificacion
el ki y el kua
aromas lunares
horoscopo
horoscopo chino
arcano segun tu signo
diccionario
hechizosamorosos
hechizos trabajo
hechizos  dinero
 
tarot , videncia
Simbologia china videncia

el ying y el yang tarotistas y videntes

el tao astrologia
el simbolo del tao
el yin el yang y el i ching
el yin y el yang y la astrologia
la teoria del yin y el yang
el yin y el yang la vivienda y entorno
tabla de aspectos del yin y el yang
tarotista astrologo
astrologo y vidente raul de guevara
 

EL YIN Y EL YANG

LA PULSACIÓN BÁSICA DE LA REALIDAD

La naturaleza es para la filosofía china un organismo viviente que respira, con un viento inhalador y un viento exhalador. De la distinción de estos dos vientos, el que expande y el que revierte, el Yin y el yang, los chinos explican casi todos los fenómenos de la naturaleza.


La teoría del Yin y el yang se estableció hace miles de años en el texto clásico chino I Ching o Libro de los cambios, pero la percepción de la misma es, probablemente, mas remota, pues impregna el conjunto de las cosmología en oriente en todos los aspectos, incluido la compresión oriental de cómo se organiza el cuerpo. Lo fundamental del concepto de Yin y yang es la compresión de que todo se encuentra en continuo movimiento y cambio, de que absolutamente nada permanece fijo e invariable.


Por su parte, la ciencia Occidental, desde Einstein, ha llegado a la conclusión de que toda energía es de forma vibratoria y que incluso la materia es también sólo una forma de manifestación de energía vibratoria de una determinada frecuencia, y que son nuestros sentidos físicos lo que la captan e interpretan como materia. De este hecho, especulado y descubierto hace más de veinte siglos en las culturas orientales, se desprende que todo es energía en movimiento, que la realidad observable está compuesta de flujos y reflujos de energías, radiaciones y campos pulsantes que mueven la vida y posibilitan desde la cristalización de los minerales a la generación de los pensamientos; que todo lo manifiesto, incluidas las personas, es energía en movimiento y transformación constantes.
Para la física cuántica, la energía en forma de ondas está continuamente transformándose en energía en forma de corpúsculos, y éstos se transforman continuamente en ondas. De modo que los constituyentes subatómicos de cualquier forma material están continuamente pulsando, y esa pulsación tiene dos polos principales: por una parte, se produce la transformación de la materia en energía; por otra, se produce la transformación de la energía en materia. Esta es la pulsación básica del mundo subatómico, es decir, la pulsación básica de nuestra realidad.


La polaridad de la pulsación constante, descubierta por la física cuántica recientemente, era algo conocido de modo no científico, por las antiguas tradiciones espirituales de Oriente, especialmente por el taoísmo y también por el budismo. En el budismo la pulsación polar se expresa en el concepto de no permanencia, en la compresión de que la vida está continuamente transformándose en muerte y la muerte en vida. Que la vacuidad se vuelve fenómeno y los fenómenos se vuelven vacuidad. En el taoísmo la polaridad es llamada Yin y yang.


Esta compresión de la realidad que aúna los descubrimientos de la física occidental con las tradiciones espirituales orientales, desvela que desde el macrocosmos al microcosmos la energía vital pulsa desde un máximo nivel de sutileza, que se corresponde con la máxima expansión de la energía hasta la máxima densidad, que se corresponde con el nivel de máxima concentración de energía. Y este principio, que se utiliza en Feng-shui, con la aplicación de la teoría del yin y el yang, resulta válido en la organización de la energía, desde las partículas subatómicas a las galaxias, desde las amebas al cuerpo humano, desde la formación de las montañas a las emociones humanas, desde el funcionamiento de las mareas a la de la mente…


La teoría del Yin y el yang plantea que todo en la naturaleza cambia o nunca es estable, que siempre evoluciona, y que en ningún momento se mantiene estancado y parado en el tiempo. El Feng-shui aplica esta teoría en los entornos. De modo que la armonía y el equilibrio de estos dos principios Yin y yang se traduce en que la armonía y el equilibrio de estos dos principios Yin y yang se traduce en bienestar y buena fortuna, mientras que cuando domina una de las dos polaridades se rompe el equilibrio y aparece la mala suerte.


Pero además el Feng-shui recomienda aplicar esta teoría al conjunto de nuestras vidas, buscando el equilibrio Yin y yang en los distintos aspectos de la vida y manteniéndonos conscientes de que todo se transforma, evoluciona, que nada se detiene en el constante fluir de la vida, ni las cosas, ni los fenómenos, ni los acontecimientos.

el yin y el yang

 
nuevo tarot
 
carta astral
 
vidente mina
las 7 tarotistas y videntes
conchi
maria angeles
yolanda
milagros
carolina
marisol
marisa
gracia
 

Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web

PRECIO DEL MINUTO DEL 806: Máximo desde Fijo : 1,21 y desde Movil 1,57 IVA incluido. Mayores de 18 años
93 122 00 08: En este número puede hacer su consulta mediante Mastercard, Tarjeta y Visa.